jueves, 23 de enero de 2014

SheInside, amor-odio (un poco más de odio que de amor)

Mi  turbulenta e inestable relación con SheInside comenzó más bien tarde, ya que no descubrí la tienda online hasta bien avanzado 2013. Sí que me había topado con ella en alguna ocasión, dando tumbos por la web (es casi imposible no hacerlo, porque está hasta en la sopa), pero había pasado de refilón, sin prestar demasiada atención.


Un día, sin embargo, vi un vestido (que al parecer tiene media España) que me llamó la atención, así que me detuve a echar un vistazo con algo más de calma. Enseguida me fijé en los precios, que no estaban nada mal, y en un detalle muy importante: no cobraban gastos de envío. Así que me animé e hice mi primera compra.



Aunque SheInside esté toda en inglés (y es muy recomendable no tocar nada y dejarla como está, porque la traducción al español es de llorar), y los precios por defecto se muestran en dólares, la tienda tiene origen y sede en China. Es como una especie de Mulaya online gigante (sólo que la tienda online de Mulaya es mil veces más profesional). Y por gigante me refiero a realmente grande. Enorme. Su catálogo es casi tan inabarcable como el de ASOS. Todos los días reciben cosas nuevas y todos los días se agotan otras tantas, a toda velocidad (de hecho, la mayor parte de las cosas que me han gustado o llamado la atención en SheInside, han resultado siempre estar agotadas) y es imposible seguirle el ritmo y estar al día con las novedades, a menos que se le dedique mucho, mucho tiempo (que no es mi caso). Lo bueno es que dispone de un buscador con todo tipo de filtros que permiten acotar bastante los resultados, en función de lo que andes buscando. Así, puedes buscar, por ejemplo, algo tan específico como un abrigo corto de algodón, verde, con estampado de lunares y doble botonadura, estilo vintage y sin cuello (Otra cosa es que luego lo haya, o que los filtros te hagan caso, y se ciñan a lo que has pedido, que hay veces que no).

Además tienen buenas ofertas y promociones, de las que te mantienen puntualmente al día por email, si te suscribes a su newsletter. Y te ofrecen un 20% de descuento sólo por hacerte fan de su página en Facebook, lo que tampoco está nada mal.

Visto y dicho así suena todo muy bien, ¿verdad?

Bueno, pues no. También tiene sus cosas malas, y zonas oscuras. Muy, muy oscuras.

Para empezar, las fotografías de la ropa que venden. Acostumbrada a webs tipo ASOS, Ruche, ModCloth o Tobi, donde todas las prendas se muestran fotografiadas de igual modo, siguiendo un patrón determinado, con una iluminación adecuada e imágenes de alta resolución que puedes ampliar para ver en detalle, la calidad de las fotos de SheInside deja muchísimo que desear. Es pésima. Y por supuesto no hay patrón ni orden ninguno. No hay unidad, ni coherencia. Cada prenda tiene fotos de su padre y de su madre. Algunas tienen una sola foto frontal (olvídate de poder ver la parte de atrás o una vista de costado), con la ropa estirada y gracias, mientras que otras tienen tres, pero dos de ellas son completamente inútiles,  porque apenas se ve nada, o están repetidas, y no aportan nada nuevo.

Os pongo un ejemplo, este vestido. ¿Veis? Ésta es su foto principal. Aparece plano y estirado. Ni idea de cómo es de largo o qué tipo de caída tiene, cómo será la tela al tacto, si te marcará barriga al llevarlo, o si las mangas  te cortarán la circulación al doblar los brazos.


Pasamos de foto, a ver si la siguiente nos aporta algo más de información.
Oh, le han puesto una percha. 
Qué bien.

Veamos la siguiente.

Han cogido la foto de la percha, la han inclinado y la han recortado un poco, de forma que ahora sólo vemos la parte superior. El nivel de detalle es exactamente el mismo.

Siguiente foto.

Uy, sí, mucho mejor, así. Si muestran un recorte diferente de EXACTAMENTE la misma foto, puedo hacerme una idea mucho más clara de cómo es el vestido.

Como veis, cuatro fotos del mismo vestido, tres de las cuales sobran, porque no aportan absolutamente nada nuevo (de hecho, sigo teniendo mis dudas sobre si es realmente un vestido, o más bien una especie de camisola).

De vez en cuando sí sale una modelo llevando la ropa —ahora vamos con eso—,  y otras veces aparece, como en el ejemplo anterior del vestido, colgada de una percha, o, incluso, medio estirada de mala manera en el suelo, con lo que resulta totalmente imposible imaginarse cómo quedará puesta. Para que veáis que no me lo invento, os dejo como prueba este otro vestido, fotografiado de una forma sumamente cutre encima de una alfombra, con lo que parece la cámara de un teléfono móvil.


Olvídaos también de ver cómo queda la ropa puesta —o al menos sobre un maniquí— a menos, claro, que la descripción haya sido ampliada con fotos enviadas por las compradoras, en lo que ellos llaman el "buyer's show"

Esta idea me parece muy buena, y creo que funciona muy bien. Es un punto positivo para SheInside, porque te permite ver cómo le sienta la ropa a chicas normales, con diferentes cuerpos y hechuras. Pero depender de las fotos que mandan las compradoras tiene su lado negativo; precisamente ese, el de depender de ellas, y no disponer de fotos de calidad, a menos que ellas manden las suyas. Y eso es una cutrez, porque a veces suben muchas y a veces ninguna, dependiendo de la popularidad de cada prenda.

Y en cuanto a lo de ver a una modelo llevando la ropa, es un poco raro, porque a veces también tienen cosas de  la marca ASOS, y suben exactamente las mismas fotos que tienen ellos en su web, con sus modelos y todo, esas chicas que, a nada que estéis un poco familiarizadas con ASOS, os suenan fijo. No sé muy bien qué rollo llevan con ese tema, es todo un poco extraño.



Pero está claro que no se molestan en ocultarlo.


En Ruche, por ejemplo, no suelen mostrar cómo queda la ropa sobre una modelo, pero sí sobre un busto, perfectamente iluminada, detallada y acompañada de las medidas exactas de la talla S de cada una de las prendas, para que sirva como referencia en relación al cuadro general de tallas. (De esta forma es posible saber, por ejemplo, que, si una talla S tiene unas medidas ligeramente inferiores a las establecidas en la tabla estándar, esa prenda en cuestión dará poca talla, por lo que en ese caso lo mejor será adquirir una talla más grande de lo que sueles llevar. En ModCloth, además, van un paso más allá. En la descripción de la prenda te informan claramente de si ésta da poca o mucha talla, o si se ajusta a las medidas estándar).

SheInside, en cambio, ofrece unas imágenes de las prendas, en muchos casos, de una calidad lamentable. No sólo no puedes ampliarlas para verlas en detalle, porque lo único que consigues es que aparezcan aún más pixeladas, sino que incluso hay veces en que la resolución de la imagen es tan, tan sumamente mala, que ni siquiera puede apreciarse el material del que está hecha la ropa.

 ¿Es imitación de terciopelo? ¿Fieltro? ¿Paño? ¿Tiene detalles de cuero sintético en los hombros? Imposible saberlo, con esa foto tan cutre.

Bueno, y de las traducciones al español, cortesía directa de Google Translator, ni hablamos. Me lo paso pipa con ellas.


Otro fallo gordo que le veo a SheInside es que, aunque ofrecen una relación general de tallas, y luego medidas específicas para cada una de las prendas en su descripción particular, estas medidas NO se suelen ajustar a la realidad. Y lo digo con conocimiento de causa, porque lo he sufrido. Una vez compré dos abrigos tirados de precio, aprovechando un vale regalo que me hicieron (ahora os cuento, porque esa es otra, y uno de los principales motivos por los que no me fío un pelo de ellos, aunque siga comprando ahí), ambos en talla S. Bueno, pues uno no me entra —me queda tan corto y ajustado que parece una americana— y el otro me queda enorme, aunque al menos he conseguido ponérmelo.


¿Veis? En el tamaño de busto de la talla S pone claramente 90 cm. Pero es mentira. Porque yo tengo 85 de contorno, y este abrigo no me abrocha.

Para fiarse, vamos.

La verdad es que, entre esa información de tallas tan aleatoria y la calidad pésima de las fotos, comprar en SheInside es como jugar a la ruleta rusa: nunca sabes lo que has comprado hasta que lo tienes en las manos. Puede ser una maravilla, o puede ser un verdadero asco.



Ese momento en que estás ahí dudando, con el cursor del ratón yendo de la S a la M en la selección de tallas, mirando una y otra vez una foto que no te dice nada, excepto que puede puede— que esté bien, ese es el momento crítico; ahí es donde verdaderamente te la juegas.

Y es que si algo no te gusta, o no te queda bien, es tirar el dinero. Porque devolver algo en SheInside es una verdadera pesadilla. Yo ya ni lo intento. Para empezar, la dirección de devoluciones ni siquiera aparece en su página web. Si quieres saberla, tienes que escribirles para pedírsela. Primer obstáculo. El segundo son los plazos de devolución y la molestia de tener que acercarte a Correos. El tercero, los gastos de envío para devolver algo a China. El cuarto, la tardanza infinita en procesar la devolución. Y el quinto y último, el cambio de moneda. Comprar en dólares pagando con euros sale de perlas, pero cuando es al revés, cuando te devuelven euros por dólares, sales perdiendo. Y eso da mucha rabia.  Al final, si has comprado algo que estaba muy bien de precio, entre los gastos de envío y el valor del cambio, puede que incluso acabes perdiendo dinero si te empeñas en devolverlo.

Vamos, yo tengo claro que ni lo intento. Si algo no me funciona, lo regalo o lo tiro, me trago la rabia y la sensación de haber quemado el dinero, y sigo mi camino.

Lo más turbio de todo, es que parece ser que se han dado casos en que la prenda que recibes no se parece, o al menos no es exactamente igual (mismo material, mismos colores), a la que aparece en la foto. Aquí va un ejemplo:

Lo que ves en la foto:


Lo que recibes en casa:



La foto no es mía, es de una chica que había escrito un comentario sobre el vestido, diciendo que le gustaba, aunque era completamente transparente, algo que no se veía en la foto. Lo que no entiendo es cómo la pobre mujer no se da cuenta de que le han vendido un vestido completamente diferente. No tienen absolutamente nada que ver uno con otro; lo suyo es un trapo.

A mí eso de momento no me ha pasado —¡cruzo los dedos!—, aunque sí que he recibido cosas que me han decepcionado muchísimo, porque en la foto parecían mil veces mejores, como este jersey con el mapache, pero no es nada infrecuente ver a usuarias enfadadas quejándose de esto en los comentarios. Y eso sí que es muy chungo, porque, qué queréis que os diga, huele un poco a estafa.


Yo tengo la teoría de que cuelgan una foto de una prenda de diseño, o de otra marca (como cuando cuelgan fotos sacadas directamente de ASOS), y que luego ellos lo imitan a su manera, copiando el patrón y las telas como buenamente saben y pueden. Y unas veces les sale mejor, y otras de pena. Si no, no me lo explico.


Otro de los problemas de SheInside, es la tardanza. Ya sé que en este caso uno no tiene mucho derecho a quejarse, ya que si no cobran gastos de envío, no puedes exigirles un servicio mejor (sobre todo cuando hay una opción de pago, que ofrece un servicio más rápido). Pero no sé, ASOS tampoco cobra gastos de envío y las cosas nunca tardan en llegarte más de una semana. De hecho es rapidísimo. En SheInside, lo normal es esperar y esperar. Esperar hasta tal punto que realmente parece que son ellos los que están esperando a que se te olvide que has comprado algo, para proceder a enviártelo.


Las cosas te llegan cuando ya ni te acordabas de que las habías comprado. En serio. 20 días es rápido para SheInside.

Y aquí es cuando llego a la historia del vale regalo (que os recomiendo saltaros e ir directamente abajo, al resumen de las ventajas y desventajas, si no tenéis ganas de leer la parrafada).

Hace algún tiempo, allá por octubre o así, aproveché un descuento que ofrecían del 20% en ropa de invierno para comprarme un abrigo que me gustó en su web. En realidad, el abrigo que me gustaba se lo vi puesto a una modelo en la foto del banner, y a la hora de buscarlo resultó que no estaba en la web, aunque había uno que se le parecía sospechosamente. Era parecido, pero no era igual. El de la foto tenía una pinta mucho mejor. Y como, por alguna razón, no me termino de fiar de ellos, no puedo evitar pensar que el abrigo de la foto nunca lo tuvieron en la web, y que ahí hay algo de publicidad engañosa. Pero bueno, dejando eso aparte, el otro abrigo, el que sí tenían, no estaba mal. Así que lo compré, junto con una camiseta blanca con el dibujo de un leopardo.

     

Y esperé.

Esperé y esperé, como sólo en SheInside saben hacerte esperar. Un día, por fin, llegó a casa un paquete. Ya ni me acordaba de lo que había pedido, y no sabía lo que era. Lo abrí y me encontré con la camiseta del leopardo —que, por cierto, he de decir que me gusta un montón y me la pongo muy a menudo—. Pero ni rastro del abrigo.

Ingenua de mí, pensé que igual me habían mandado cada cosa en un paquete distinto, y que igual el abrigo no había llegado aún porque era más grande, y aún andaba por la aduana, o en reparto, o algo así. Así que seguí esperando. Pero ya llegó un día en el que me mosqueé y les escribí contándoles que hacía ya más de un mes que esperaba, y que no había recibido más que una parte del pedido (pero bien que me habían cobrado las dos cosas).

Me contestaron al cabo de dos días diciéndome que, lamentablemente, el abrigo que quería estaba agotado, y que no tenían más existencias en el almacén.

¿¿Cómo?? Monté en cólera. Vamos a ver, lo había comprado hacía más de un mes. Me lo habían vendido y me lo habían cobrado. Pero nunca me lo mandaron porque no había existencias. Y ni siquiera se molestaron en avisarme, en pedir disculpas, o en ofrecerme una solución; ‘oye mira, que ha pasado esto, lo sentimos mucho blablabla’. No. Se quedaron calladitos, en plan 'aquí no ha pasado nada, y a ver si cuela'.

Horrible. Muy feo.

Así que les canté las cuarenta y les dije que eran unos informales y que no pensaba volver a comprar nada en su tienda. Pero claro, tienen cosas muy monas y a muy buen precio, así que en el fondo sabía perfectamente que todo aquello no era más que un farol.

Me ofrecieron un cheque regalo por un importe algo superior al precio del abrigo, y con ese dinero compré los otros dos abrigos de los que os he hablado antes. Y así fue como acabó el asunto.

Vamos, que la experiencia de compra regulera. Pero ahí sigo, a la caza del descuento y curioseando las novedades de vez en cuando. Y al final, de tanto en tanto, caigo.

Será que no escarmiento.


Os dejo una pequeña lista con las principales ventajas y desventajas de comprar en SheInside, a modo de resumen de todo este rollo que acabo de soltar.

Ventajas
  • Sin gastos de envío.
  • Buenas promociones y descuentos.
  • Precios asequibles.
  • Variedad de productos.
  • Comentarios y fotos de otras usuarias, que te orientan en la compra.

Desventajas
  • Mala calidad de las imágenes, imposibilidad de ver cómo queda la prenda, saber de qué materiales está hecha o saber cuál será tu talla. Requiere un ejercicio de imaginación muy intenso, y aun así no hay garantías de nada.
  • Comentan usuarias que no han comprado la prenda, dándole cinco estrellas sólo porque les parece bonita en la web, sin haberla visto ni habérsela probado ni nada, con lo que se falsean las puntuaciones.
  • Dificultades para las devoluciones.
  • Puede ocurrir que te den gato por liebre, mandándote una prenda que no se corresponde exactamente con lo que has comprado.
  • Oscurantismo y poca transparencia en los procedimientos que inspira poca o ninguna confianza.
  • El tiempo que tardan en llegar los envíos (mínimo 20 días).

19 comentarios:

  1. yo pedi hace ya mas de un mes y no me han mandado nada el codigo de rastreo que me dieron no funciona y no responden mis mails. no compren ahi son unos estafadores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nelly, ¿recibiste finalmente tu pedido?

      Eliminar
  2. El plazo de envío es el habitual cuando compras a China, entre 4 y 8 semanas, nadie debería sorprenderse de eso porque ya lo ponen en la web... Por lo demás yo también he tenido alguna experiencia regulera con esta tienda (aunque sigo comprando mes sí, mes también) pero vamos, ni de lejos como las tuyas. Vaya faena...

    ResponderEliminar
  3. Hola. Yo hice un pedido hace unos días y les mandé un mensaje diciendo que lo necesito antes del día 17 (lo que supone que me lo envíen el 15 días). Me han respondido enseguida diciendo que es muy probable que lo reciba antes de esa fecha. De momento muy contenta con la atención recibida.
    También he leído comentarios en otros foros de gente que ha recibido su pedido en 15 días. Así que lo que supongo es que depende de si tienen la prenda y talla en stock. Cuando lo reciba volveré a comentar qué tal la tardanza y la calidad de las prendas. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Lo prometido es deuda. Ayer me llegó el pedido de She In Side (super rápido!!) Estoy muy contenta porque me encantan los vestidos, me valen perfectamente y son tal y como se ven en las fotos. Volveré a comprar en cuanto pueda :)
    Lo recomiendo totalmente.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Annie, por compartir tu experiencia, me alegro de que en tu caso haya sido buena :) Es lo que tiene SheInside, que cada vez que compras juegas un poco a la ruleta rusa.

      Eliminar
  5. buenos dias!!!!!!
    Mi gran poblema es este hice un pedido a finales de octubre de dicha pagina pero en mis pedidos no aparece nada del pedido y esta pagado y todo que puedo hacer?
    Esta pagado por paypal ellos si que tienen la factura del pedido pero sheisine nada de nada que puedo hacer??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Inma. En tu caso lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con ellos y explicarles lo que ha pasado, para que te ofrezcan una solución. Lo ideal es que lo hagas en inglés, si te manejas bien con el idioma, pero si no escríbeles en español, que ellos se esfuerzan por entenderte. De todas formas, si no consigues que te ofrezcan una solución que te satisfaga, recuerda que PayPal ofrece un servicio de protección al comprador estupendo, así que otra opción sería dejarlo en sus manos, indicando, a través de tu perfil de PayPal, que has tenido un problema con ese pedido. Yo he reclamado a través de ellos alguna vez y sólo puedo decirte cosas buenas. Ya no pago a través de otro medio si puedo evitarlo. Ya me contarás si te resuelven el problema, ¡suerte!

      Eliminar
  6. buenos dias!!!!!!
    Mi gran poblema es este hice un pedido a finales de octubre de dicha pagina pero en mis pedidos no aparece nada del pedido y esta pagado y todo que puedo hacer?
    Esta pagado por paypal ellos si que tienen la factura del pedido pero sheisine nada de nada que puedo hacer??

    ResponderEliminar
  7. buenos dias!!!!!!
    Mi gran poblema es este hice un pedido a finales de octubre de dicha pagina pero en mis pedidos no aparece nada del pedido y esta pagado y todo que puedo hacer?
    Esta pagado por paypal ellos si que tienen la factura del pedido pero sheisine nada de nada que puedo hacer??

    ResponderEliminar
  8. Hoy he comprado en la tienda pero solo productos que supuestamente llegan en 24 horas. ¿Alguien sabe si llegan a tiempo?

    ResponderEliminar
  9. Hola tengo que devolver algunas cosas, sabe alguien la dirección exacta de la devolución y el numero de teléfono del destino. Seur te lo pide.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, yo también tengo que hacer una devolución, cuanto te costó el envío? se que depende del peso, en mi caso un pedi de varias prendas por importe totalde 80€ segun la app de correos me costaría enviar el 2.1Kg de ropa de vuelta 35€ como que no me sale nada rentable.... quedo atenta, gracias

      Eliminar
    2. Hola, Marta, esos datos se los tienes que pedir a ellos. Yo no los sé porque nunca he devuelto nada, pero igual alguien más te puede echar una mano.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Hola! Yo he hecho 3 pedidos y, de momento los dos primeros (el tercero aún no ha llegado) bien:
    -el primero eran unos shorts vaqueros (talla y tela bien), un top de croché (queda genial) y un vestido (bien también), tardó 14 días en llegar
    -el segundo era un vestido precioso que sabía claramente que no sería como el de la modelo de pasarela de la foto, simplemente no me gusta el tipo de tela, es bonito pero no para la ocasión que quiero, y una camiseta (queda bien pero mangas estrangulantes,he tenido q cortárselas), tardó una semana justa en llegar (aluciné xD)
    -el tercero es un vestido y una camiseta que aún están por llegar, pero tengo paciencia ya que no han pasado ni dos semanas.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Hola, hice un pedido en sheinside a principios de abril y aún no me ha llegado...cuando realice la compra ponía que quedaba unicamente uno en stock, pero a los varios días ya vi en mi cuenta que ponia "enviado". A esto se me suma otro problema, no recuerdo con que mail hice el pedido...por suerte hice un screencapture y tengo el número de pedido. Alguien sabe si es normal que tarden tanto tiempo??? Y por otro lado, me podran solucionar algo si les escribo a través de otra cuenta de mail con el número de pedido? Mil gracias chicas!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola pues no compre 4 vestidos el 6 de junio y me ha llegado hoy 13 de junio...al final me voy a quedar sólo 1, los demas no me apañan. Estoy intentando averiguar como devolver. En el apartado devolución pone una dirección de EEUU. habrá que mandarlo allí sin avisar ni ticket??gracias

    ResponderEliminar
  14. Me ha pasado lo mismo que te pasó con el abrigo, solo que con unos zapatos, me hicieron un reembolso equivalente al precio de los zapatos con el cual podía comprar en la tienda o pedir que lo regresaran a la tarjeta con la que realicé el pago, todo bien, aparece que todo el rollo se ha acabado, pero no aparece tal cantidad de dinero en mi cuenta bancaria!!! y ni forma de como contactarse con ellos!.

    ResponderEliminar